Lumbersexual es otra de las tendencias que están de moda en nuestra sociedad, es una forma de apariencia masculina atractiva y de una manera peculiar. Para algunos quedaron atrás el estereotipo de hombre que cuida de su apariencia y de sus cuidados corporales, ahora ya podemos observar hombres atractivos con aspecto desaliñado y descuidado, de ahí que tengan ese gran encanto.

Este aspecto surge de las revistas femeninas dónde señalan con detalle el tipo de hombre que se caracteriza y pone en moda una manera de ser, vestir y aparentar. Al hombre lumbersexual se le detalla como a ese tipo de hombre, más bien como personas con ropa desaliñada, sin accesorios y que no dedican mucha atención a su aspecto físico.

¿Cómo reconocer a un lumbersexual?

Su definición llega a orientarnos en este tipo de hombre, aunque no una denominación exacta a este término. Por lo general llevan pantalones vaqueros, camisas a cuadros y botas rústicas de cuero, todo con un ligero aire campestre, con ropa rústica y algo descuidada.

Su aspecto físico no llega a ser impecable, su barba llega a ser dejada, larga y desaliñada y su cuidado personal llega a ser cuidado, pero de forma básica. O sea, que nos encontramos con un hombre con aspecto viril y con una imagen muy tradicional de “hombre del campo”.

Su denominación puede venir del vocablo “lumber”, que en inglés significa “leña” o «lumberjack» que significa «leñador». De ahí la composición de sus palabras que en español llegaría a traducirse como leñadorsexual o cómo le hemos denominado de forma precisa lumbersexual.

Esa es su semejanza, la de un hombre viril con aspecto de leñador, con botas todoterreno, camisa de cuadros, pantalones vaqueros y barba que no ha llevado sumos cuidados.

lumbersexual

¿Qué personalidad se le atribuye a un lumbersexual?

Un lumbersexual viene a poner en escena la idea clásica de un hombre masculino, que marca su virilidad y da fuerza a su sexo, con un aspecto natural, preocupado con ir bien, pero sin ir a la moda. Dan aspecto de hombres transparentes, neutros, despiertos, manitas y que despiertan alegría.

Su personalidad es hippie, natural, sabe que gusta, pero no se preocupa en arreglarse en exceso. Su aspecto hace que tenga esa apariencia de actitud machista, agresiva y que refuerza su condición varonil.

Mucho más allá de lo que puede llegar a aparentar, puede llegar a demostrar que es alguien más sencillo y humano, sobre todo llega a alejarse de los intereses monetarios y de lujos extremos. Puede ser más bien un hombre sencillo sin ir a restaurantes de estrella michelín y preferir una auténtica barbacoa compartida con los amigos. Pero una cosa sí es cierta, casi todos se ganan la vida con trabajos relacionados con la creatividad y el arte.

Características principales de un lumbersexual

Cuidados personales

  • Su expresión lo denota, así como un metrosexual intenta dar aspecto arreglado, seductor y de seguridad a un lumbersexual le da más bien igual. Quizás notes esa mirada de ternura, con aspecto bohemio pero que a la vez hace sentir que es ese tipo duro por el cuál hace que toda mujer se derrita.
  • Su aspecto es descuidado aunque higiénico. Por lo general son hombres que salen a la calle y saben que llevan puesto lo primero que han pillado en el armario. Seguramente lo hacen a propósito y eso les da ventaja de aparentar que son cómo son, tan natural.
  • Los rasgos que más simbolizan a un lumbersexual es llevar camisas de cuadros, de casi todas las formas y colores, pero los que más destacan son la combinación de colores rojo y negro. Los pantalones son vaqueros, más bien desgastados y las botas camperas o de estilo treking. Otros apostarán por llevar un estilo de zapatillas de deporte sencillas y no faltarán los gorros de lana, algo tan característico como icono del hombre leñador.

lumbersexual

  • Su barba es más bien poco cuidada, dejada así sin más, sin tratamientos ni arreglos, muy espesa y haciendo que marque su signo de identidad. El pelo es también desarreglado, largo o crecido.
  • El uso de cremas en la cara no entra dentro de sus cuidados, al igual que la depilación o arreglo de cejas, o sea que podemos observar como evoluciona su naturaleza así sin más. Muchos apuestan incluso por llevar tatoos en el cuerpo, especialmente en los brazos.

Su día a día

Son hombres hogareños, algunos con la destreza de ser unos manitas y se decantan en todos los sentidos por lo tradicional. Sus gustos por la comida son básicos, pero con gusto, seguro que apostarán por comer un buen chuletón junto con una buena botella de vino.

La naturaleza les apasiona, les gusta ponerse ropa cómoda y disfrutar de lugares cómo bosques, ríos o montañas. Pero aunque parezcan tener ese aspecto desaliñado y tranquilo también hay que decir que aparentan ser serios. Les gusta el arte urbano, son amantes de la tecnología y llevar sus mejores complementos.