Los sombreros para hombre pueden adoptar diferentes formas y estilos. Durante su época dorada apostar por uno u otro estilo de sombrero para complementar un traje podía cambiar por completo el significado del look.

El sombrero fue pieza clave de la indumentaria masculina hasta finales de la década de 1950. Desde entonces se utiliza mucho menos, pero se mantiene como el complemento más elegante para cubrir la cabeza. Veamos los diferentes sombreros para hombre, así como las principales características de cada uno de ellos.

De copa

Fred Astaire en 'Sombrero de copa'

Comencemos por el más formal de todos los sombreros para hombre: el de copa. Asociado a la clase alta del siglo XIX y finales del XVIII, podía fabricarse en seda, castor o fieltro y eran un complemento imprescindible junto a los guantes y bastones de paseo. También llamado chistera, este sombrero para hombre podía alcanzar diferentes alturas, por lo que además de aportar clase, también era útil para que su portador viese aumentada su estatura.

Ya apenas se usan, pero todavía se siguen fabricando sombreros de copa. Desde el siglo XX hasta la época presente este sombrero alto y lustroso viene reservándose exclusivamente para ocasiones especiales. Actualmente puede verse en las carreras de Ascot y ciertas bodas. De color gris o negro, este sombrero debe llevarse acompañado de un frac o un chaqué.

Artículo relacionado:
¿Qué es el dress code?

Fedora

Indiana Jones

A finales 1910, aparecieron trajes de ciudad masculinos más modernos, los cuales necesitaban un nuevo sombrero a juego. Había nacido el famoso Fedora. En su forma clásica, este estilo de sombrero tiene el ala más ancha, pero si hay algo importante sobre él es que puede adoptar muchas formas diferentes. De esta manera, se puede llamar Fedora a una gran variedad de sombreros, generalmente hechos de fieltro y con pellizco central y cinta.

Trilby

Sean Connery con sombrero Trilby

También conocido como sombrero flexible, el Trilby (llamado así por la novela de 1894 de George Du Maurier) se solía fabricar en fieltro gris o negro. Muy parecido al Fedora, aunque más pequeño que este, el Trilby cuenta con embajadores de la talla de Sean Connery. El actor lució este tipo de sombrero en sus películas de James Bond. De todos los sombreros para hombre clásicos, el Trilby es el más utilizado hoy en día. Habitualmente se combina con piezas casual. Sin embargo, muchos opinan que debe llevarse siempre con traje y, sobre todo, evitar los modelos estampados.

Homburg

Sombrero Homburg

Rígido y con el ala vuelta hacia arriba, el sombrero Homburg se puso de moda gracias al rey Eduardo VII, quien lo descubrió en Alemania. De color negro o azul marino, durante la primera mitad del siglo XX se consideraba el segundo sombrero de más vestir, por detrás del de copa. Lo utilizaron primeros ministros y jefes de gobierno, entre ellos Winston Churchill o Anthony Eden, tan aficionado a este tipo de sombrero que incluso se le dio su nombre a una versión del Homburg con el ala bordeada de seda.

Panamá

Sombrero Panamá

Es un sombrero de paja de color crudo. Blando y ligero, el Panamá es un sombrero ideal para el verano o la playa, como descubrieron los ingleses y los americanos. Originario de las montañas de Ecuador (donde se le llama sombrero de paja toquilla o simplemente jipijapa), debe su nombre a los marineros que se detenían en Panamá durante la fiebre del oro. Se le puede dar diferentes formas, siendo el estilo Fedora el más popular.

Es un sombrero estiloso que, además, te ofrece una gran protección contra el sol y el calor. A la hora de combinarlo, el sombrero Panamá se caracteriza por su gran versatilidad. Puedes añadirlo tanto a un traje de verano (considera el lino o el seersucker) como a un look más relajado, por ejemplo polo o camisa con cuello mao en la parte de arriba, pantalón corto en la inferior y alpargatas o zapatos náuticos como calzado.

Canotier

Sombrero canotier

Redondo y plano por arriba, la forma del canotier se puso de moda a mediados de la década de 1860. En los años 20 y 30 este sombrero de paja elegante se utilizaba para complementar la ropa de verano. También ha formado parte del uniforme de muchos colegios ingleses.

Bombín

Sombrero bombín

Es un sombrero inglés de forma redondeada, generalmente de color negro. También llamado sombrero hongo, era una pieza que los hombres de negocios ingleses utilizaban habitualmente para dar el toque final a sus looks. Sin embargo, la mayoría lo asocia con Charlot, el personaje de cine mudo creado por Charles Chaplin. Ya en la segunda mitad del siglo XX formaría parte de otros vestuarios icónicos, como el de la serie ‘Los Vengadores’ o la película de Stanley Kubrick, ‘La naranja mecánica’.

Vaquero

Sombrero vaquero

Originario de EEUU, el de estilo vaquero es uno de los sombreros para hombre más populares gracias a las películas del oeste. Tiene la copa alta y el ala ancha. Se puede fabricar con diferentes materiales, desde fieltro hasta paja, pasando por el cuero. Actualmente sigue utilizándose en los ranchos de Estados Unidos y Canadá.